RECETA: Quinoa con almendras y queso

La quinua como ya hemos explicado en varios artículos publicados tiene una infinidad de beneficios para la salud consumiendola.
Rica en proteínas, minerales y sobretodo en aminoácidos esenciales para el cuerpo como la lisina, estimula la liberación de hormonas del crecimiento, importante en la absorción del calcio en la construcción de proteínas musculares, previene los transtornos de depresión, de cuágulos de sangre, es antioxidante, ayuda a retrasar el envejecimiento celular y muchos beneficios mas.

Aquí  tenemos una receta con quinua, no dejemos de consumir este grano maravilloso y nutritivo en nuestra dieta diaria.

INGREDIENTES:

  • 200 g de quinoa
  • 50 g de almendras tostadas fileteadas
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 ajo cortado
  • Lo mismo de cúrcuma
  • Perejil picado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • El zumo de un limón
  • 150 g de queso cortado en trozos

PREPARACIÓN:

La quinoa es muy versátil ya que además de que cunde mucho (triplica su tamaño una vez cocida) se cocina más rápido del arroz. Comenzamos cocinando la quinoa, te lo explico paso a paso pero verás que es fácil.

Lo primero es poner la quinoa sin cocer en un colador y pasarla por debajo del grifo. Esto lo hacemos por una razón. La quinoa está recubierta de una sustancia que hace que esté ligeramente amarga. Se llama saponinas, la selección natural ha dotado a la quinoa de este amargor para evitar que los pájaros se comieran las semillas. Si no las escurres bajo el chorro del agua al cocinarlas te resultarán amargas, es por esto que hacemos este paso previo a cocerlas.

Una ve las hemos escurrido ponemos agua a hervir. La proporción es 2 de líquido por 1 de quinoa. En este caso 400 ml de agua por 200 de quinoa. Cuando el agua hierva añadimos la quinoa. Se cocina en unos 15 minutos. Una vez se ha cocido la dejamos reposar.

A continuación en una sartén ponemos una cucharada de aceite y añadimos un ajo cortado, la cúrcuma y el orégano. Lo salteamos un minuto y añadimos la quinoa y las almendras cortadas.

Removemos. A continuación agregamos el zumo de limón y la cucharada de soja. Lo tenemos al fuego un par de minuto. Apagamos el fuego y añadimos el queso feta en trocitos. Servimos añadiendo un poco de perejil picado si lo prefieres caliente lo dejamos enfriar un rato y guardamos en la nevera.

Fuente: okdiario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − seis =

  • Publicidad