Francia prohibirá a los supermercados tirar comida.

 

Un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1 300 millones de toneladas al año. Los volúmenes pueden estar incrementándose cuando hay una población de casi mil millones de habitantes que pasan hambre.
A esto sumarle la perdida de energía, agua, tierra y demás insumos para su producción. Ya es hora que más países tomen medidas similares a los franceses…
Inka Millenium

 

Supermarket

Supermarket

Francia cuenta con unos 66 millones de habitantes. Y cada uno de ellos tira al año a la basura entre 20 y 30 kilos de comida, por un valor total de unos 15 millones de euros. Un desperdicio salvaje, y más en tiempos de crisis…

El Gobierno francés anunció hace tres años su intención de reducir a la mitad el despilfarro en comida para 2015. Y por fin han empezado hacerlo: la Asamblea Nacional votó este jueves por unanimidad un normativa que prohíbe a los supermercados y grandes superficies destruir o tirar a la basura comida o productos de alimentación que se han quedado sin vender y que todavía se encuentran en condiciones de ser consumidos. Hablamos por ejemplo de productos cuyos envases han sufrido desperfectos y no se pueden vender al público, a pesar de que el producto alimenticio se encuentra en buen estado.

Las grandes cadenas de distribución estarán de ese modo obligadas a ceder gratuitamente esa comida a ONGs que dan asistencia a personas en situación de pobreza. Y en caso de productos caducados, como por ejemplo paquetes de pasta, tendrán que destinarlos a la alimentación de animales o a la producción de compost para la agricultura. El caso es aprovecharlos de un modo u otro esa comida y evitar despilfarros.

“Es escandaloso ver como se rocía con lejía la basura de los supermercados cuando en ella aún hay productos comestibles”, aseguraba Guillaume Garot, parlamentario socialista e impulsor de esta ley , que el martes se someterá a una nueva votación en la Asamblea Nacional y que después pasará al Senado, donde se espera que sea aprobada sin problemas.

La disposición que prohíbe a los supermercados tirar comida forma parte de una ley más amplia que también propone medidas para evitar desperdicios en los comedores infantiles y enseñar a los niños a reducir el despilfarro de alimentos. Asimismo, los parlamentarios están debatiendo acabar con las fechas de caducidad en algunos productos que se caracterizan por ser imperecederos.

 

Fuente :elmundo.es

Que debemos leer y como interpretar las etiquetas nutricionales de los alimentos.

En nuestra alimentación diaria utilizamos varios productos procesados, desde preparar el desayuno hasta una cena especial. Debemos tomar conciencia de la importancia en aprender a leer e interpretar las etiquetas de los alimentos que consumimos.
Al igual que muchas empresas, nosotros trabajamos con productos de calidad e insumos naturales, manejamos una línea light y nos preocupamos por llevar a los consumidores productos libres de gluten, ( como la Quinua), y 0% azúcar en mermeladas y Néctares . Veamos mayores datos a tomar en cuenta al adquirir los alimentos.

Inka Millenium


aprender a leer etiquetas

Qué debemos mirar en una etiqueta?
Además de visualizar la denominación del producto es fundamental que al comprar un alimento prestemos atención a la fecha de vencimiento o caducidad del producto, así como también, a sus ingredientes y a su forma de conservación.
Conocer estos datos nos ayudarán a escoger el ingrediente apto para nuestra dieta, es decir, si somos alérgicos a alguno de sus ingredientes descartaremos este alimento de inmediato, así como también, si planeamos utilizarlo en el plazo de una semana y su fecha de caducidad está indicada para los próximos 3 días.
Mirar la forma de conservación es fundamental para obtener un plato sano y seguro, porque hay determinados productos que una vez abiertos no deben permanecer mucho tiempo en refrigerador o deben conservarse a determinada temperatura para no caer en riesgo de contaminación.
Como el tema nos convoca, no podemos dejar de describir lo qué debemos mirar en las etiquetas en el área de información nutricional del producto. Además de los ingredientes, allí debemos detenernos a los siguientes datos respecto a las calorías y los macronutrientes
Porción consumida: esto puede darnos una idea del tamaño de la ración que debemos ingerir. Hay productos en los que nosotros ingerimos menos de una porción y hay otros, como las patatas fritas de bolsa u otros snacks, donde la porción indicada en el envase suele ser muy inferior a lo que consumimos.
Kcal o aporte energético: aquí conviene mirar el aporte energético de la porción si previamente visualizamos que la cantidad que consumimos es similar a la ración que se indica en el envase. De lo contrario, es conveniente estimar en base a la porción cuánto ingerimos y de allí, calcular el aporte energético prestando atención a las calorías brindadas por cada 100 gramos.

Éste último dato siempre debemos tenerlo en cuenta si queremos reducir al densidad calórica de la dieta. Ya que un producto que tenga más de 200 Kcal por cada 100 gramos es concentrado en energía y favorecerá una dieta de alta densidad energética, mientras que un alimento cuyas calorías no superan las 100 Kcal por cada 100 gramos nos ayudará a disminuir la densidad calórica de la dieta.

Aporte de grasas: el aporte total de grasas es importante y para ello, debemos atender a los gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento, siendo siempre recomendable que el producto no supere el 30%. Aunque si queremos una dieta baja en grasas lo ideal es escoger ingredientes con menos de 10 gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento. Asimismo, sobre todo cuando el aporte de grasas es significativo, no podemos dejar de mirar cuáles son las grasas que brinda el alimento, ya que el predominio de grasas saturadas nos hablará de un producto desaconsejable si queremos cuidar la salud y el colesterol en sangre, mientras que un producto cuyas grasas son en su mayoría ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados será beneficioso para el organismo en conjunto.

No podemos olvidar mirar si posee grasas trans, para ello, miraremos con detenimiento la información nutricional y además, revisaremos sus ingredientes: si figura entre ellos aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, el producto posee grasas trans.
Aporte de hidratos de carbono: también los visualizaremos por cada 100 gramos y en algunos casos, se detallan cuáles del total de los hidratos son azúcares, siendo aconsejable que la mayor parte de los productos que adquirimos no presenten más de un 10% de azúcares. Si no se describe cuáles son hidratos complejos y cuáles son azúcares o hidratos simples, podemos remitirnos a sus ingredientes y ver si presenta azúcar, fructosa, sacarosa o miel entre sus ingredientes. Si figuran estos nombres en su lista de ingredientes es porque el producto contiene azúcares simples y deben tenerse en cuenta en el caso de personas con triglicéridos altos o diabetes, por ejemplo.
Otros datos del etiquetado nutricional a considerar
Además de las calorías y los macronutrientes debemos considerar otros datos del etiquetado nutricional que pueden ayudarnos a lograr una dieta saludable, ellos son:
Fibra: el aporte de fibra es fundamental porque nos habla indirectamente del índice glucémico del alimento, es decir, de cuánto tarda en digerirse y en elevar la glucemia en el cuerpo, así como también, la cantidad de fibra repercute en nuestra salud intestinal, en las defensas del organismo y en la saciedad que experimentamos al consumir el alimento. A diario debemos consumir alrededor de 30 gramos de fibra, por eso, un producto con buena proporción de fibra debe contener aproximadamente 10 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto.
Sodio: el aporte de sodio de un alimento interesa especialmente para aquellas personas con problemas cardiovasculares o hipertensión que deben llevar una dieta hiposodica. Para ello, es más sencillo mirar el aporte por cada 100 gramos de producto y escoger aquellos que aporten menor de 200 mg de sodio por cada 100 gramos de alimento Un producto con más de 200 mg de sodio por cada 100 gramos es considerado alto en sodio y con más de 1 gramo por cada 100 gramos es considerado alimento salado o muy rico en sodio.
Calcio: su aporte es interesante por la gran necesidad del organismo en este nutriente si queremos conservan el buen funcionamiento neuromuscular, así como la salud de huesos y dientes. Un producto con más de 100 mg de calcio por cada 100 gramos es considerado fuente de calcio.

¿Qué es el porcentaje del valor diario o %VD?
Con frecuencia vemos en la información nutricional junto a la cantidad nutrientes que aporta un alimento un dato denominado %VD, que no es más que el porcentaje que cubre determinada ración de alimento de las recomendaciones de ingesta para una persona.
Es decir, a diario se aconseja a un adulto que requiere aproximadamente 2000 Kcal, consumir determinada cantidad de sodio, calcio, grasas, azúcares y demás. En base a este valor se indica cuánto aporta (en porcentaje) una ración del alimento que estamos visualizando.

Así, un alimento que tiene más de 20% VD de Kcal es alto, pues sólo el consumo del mismo cubre un 20% de las calorías que necesitamos a diario.
Cómo interpretar lo que dicen las etiquetas
Con frecuencia los envases de los alimentos presentan denominaciones como “bajo en sodio” o“bajo en azúcar” pero para que sepamos si este dato es real o para que saquemos nuestra propia conclusión con sólo mirar la información nutricional de un alimento, te mostramos cómo interpretar lo que dicen los alimentos acerca del aporte de nutrientes en el etiquetado:
Sobre el contenido de sodio:
Se considera alto 1 gramo de sal o más por cada 100 gramos o 500 mg de sodio o más por cada 100 gramos.
Se considera bajo 0.25 gramos de sal o menos por cada 100 gramos o 100 mg de sodio o menos por cada 100 gramos.
Sobre el contenido de grasas totales:
Se considera alto 20 gramos o más por cada 100 gramos
Se considera moderado entre 5 y 20 gramos de grasa total por cada 100 gramos
Se considera bajo cuando tiene menos de 5 gramos por cada 100 gramos de alimento.
Sobre el contenido de azúcar:
Se considera alto 10 gramos o más de azúcar por cada 100 gramos
Se considera moderado entre 2 y 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos
Se considera bajo menos de 2 gramos de azúcar por cada 100 gramos.
Conocer estos datos nos ayudará a saber qué leer y cómo interpretar la información del etiquetado de los alimentos, de manera de favorecer la elaboración de platos más sanos que contribuyan a cuidar de nuestro organismo.
Después de todo, la alimentación es un gran determinante de nuestra salud y la misma comienza con la compra de alimentos que después se incorporarán a la cocina para dar origen a platos sabrosos que consumiremos.

Fuente: directoalpaladar.com

La quinua peruana entra ¡por la puerta grande! a EEUU

 

 

Tenemos  uno de los mejores granos del mundo, reconocido ahora mundialmente, granos con valores nutricionales altísimos y ahora reconocido como uno de los alimento mas completo del planeta… Ahora luego de conversaciones con autoridades americanas nuestra Quinua ingresa a ese mercado con reconocimiento importante.

Inka Millenium.

 

 

 

quinua peruana

Quinua

 

Tras un reciente acuerdo entre las autoridades de Estados Unidos y el ministro de Agricultura y Riego, Juan Manuel Benit se logró incluir la quinua peruana en la lista de los 15 cereales más importantes que se exportan a dicho país.

Aunque la medida se implementará a finales de este año y fue tomada en el marco de los acuerdos alcanzados con las autoridades sanitarias de Estados Unidos, la quinua se encuentra ya certificada por la Organización Mundial de la Salud y la Academia de Ciencias de los Estados Unidos como el alimento más completo y nutritivo.

Con más de tres mil variedades, este grano posee todos los aminoácidos y es fuente de vitaminas, minerales, grasas esenciales y fibra. Es un buen alimento para niños, adultos mayores, deportistas.

Por su valor nutricional, la quínua tiene 9 aminoácidos esenciales, lo que la convierte en una proteína completa. Es rica en polifenoles —antioxidantes que protegen contra enfermedades— fibra, hierro, zinc, selenio y vitamina E. Sustituye el arroz blanco o integral por quínua y ganará el doble de proteína y hierro.

Con la quínua obtiene la misma nutrición que si consumiera carne, sin las grasas saturadas. Los 9 aminoácidos esenciales que contiene la convierten en una proteína completa.

Una taza de quínua tiene 8 gramos de proteína y 5 gramos de fibra. Los alimentos altos en fibra se procesan más lentamente, manteniéndolo satisfecho y con energía por más tiempo.

La quínua se consume como grano, pero es una semilla. No contiene gluten y tiene las proteína que se encuentra en muchos cereales— por lo que es el alimento ideal para pacientes celíacos o con alergias intestinales, que presentan intolerancia a esta proteína.

 

Fuente: washingtonhispanic.com

La producción de quinua creció 135 % en Perú durante primer trimestre de 2015

  La producción de quinua en Perú creció en 135 % durante el primer trimestre del año, en relación a similar período del 2014, y se convirtió en unas de las principales impulsoras de la agricultura peruana, informó el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri). Según una nota oficial, el …

Continua leyendo

Para Mamá prepare una Hamburguesa de Quinua!!!

La Quinua es un superalimento.  Y es una oportunidad de engreír a Mamá en su día con esta receta. Es así que cocinar rico y nutritivo!!!

Hamburguesa de Quinua

Ingredientes:

– ½ k (1.2 lb) de quinua, remojada en agua desde el día anterior

– 4 huevos

– 1 taza de harina

– 2 dientes de ajo, finamente picados

– 1/3 de taza de cebolla, finamente picada

– Ají molido, al gusto

– 2 cucharadas de aceite, aproximadamente

– 12 tajadas de queso edam o similar

– Salchichas hot dog, cortada en rodajas delgadas

– 50 g 1 ¾ oz de aceitunas negras sin pepas, cortadas en tiras

– 1 pimiento, sin semillas ni venas, cortado en tiras delgadas

– Sal

– Orégano, en polvo

– Ají no moto

– Pimienta

Preparación:

Escurrir bien la quinua y secar. Calentar el aceite en una sartén y agregar la cebolla. Dejar cocinar hasta que se ponga suave y agregar los ajos y el ají. Agregar la quinua y cocinar, moviendo, hasta que esté cocida.

Luego, pasar todo por un colador a un recipiente y mezclar con los huevos, ligeramente batidos. Agregar la cantidad de harina necesaria hasta formar una masa espesa. Formar, con esta mezcla las hamburguesas.

Calentar aceite en una sartén y freír las hamburguesas a fuego lento. Retirarlas de la sartén y colocarlas sobre papel absorbente para eliminar la grasa. (Hasta este punto se pueden congelar individualmente debidamente embolsadas).

Colocar encima de cada hamburguesas (las que se van a consumir) 1 tajada de queso edam, 4 ó 5 rodajas de salchicha hot dog, 3 tiras de pimiento, tiras de aceituna. Espolvorear orégano y ají no moto encima. Antes de servir, llevar al horno previamente calentado hasta que la hamburguesa se caliente y el queso se derritan ligeramente.

 

Fuente: yanup.com

 

Para Mamá en su día “Pudín de canela y Quinoa”

Para esta celebración un plato para la ocasión!!!

 

Pudín de canela y Quinoa

Nos encanta el arroz con leche , pero hemos descubierto una receta que se asemeja a su sabor y contextura . No sabemos dónde calificar el pudín cremoso con canela y quinoa , ¿será un desayuno o un postre” ¡No importa! Igual es delicioso a cualquier hora. La quinoa crece muchísimo, si te animas a preparar otros platos con este ingrediente, te enseñamos cómo cocinarla como un experto.

Para 2-3 porciones

Ingredientes

2 tazas de leche

¼ taza de azúcar

1 cucharadita de vainilla

1 cucharadita de canela

½ cucharadita de sal

1 cucharadita de nuez moscada

1 taza de quinoa

Miel

Preparación

Llevar la leche, el azúcar, la vainilla, la canela, la sal y la nuez moscada a hervir en una sartén a fuego medio-alto.

Añadir la quinua. Reducir el fuego y cocinar durante 20-25 minutos, revolviendo ocasionalmente.

Servir con un chorrito de miel.

Fuente:  entornointeligente.com

Estudio revela los beneficios para la salud del consumo de camu-camu

Esta galería contiene 1 fotos.

Esta Fruta Nativa de Perú, Colombia y Brasil tiene un alto contenido en vitamina C , crecía hasta hace unos años silvestremente, ahora ya se va conociendo en otros países de américa y Europa…       Un estudio del Instituto Nacional de Estudios Amazónicos (INPA) de Brasil revela el …

Continua leyendo

Astronautas incluyen a la Quinua en su dieta

Alternativa. Ante el desafío de elevar la producción de alimentos de calidad para alimentar a la población del planeta en un contexto de cambio climático, la Quinua aparece como una alternativa para aquellos países que sufren inseguridad alimentaria.

 

Tal vez para usted o para muchas personas que viven en regiones distantes de América del Sur les resulte desconocido el nombre de Quinua, al grado de considerarlo un alimento nuevo y nutritivo que desde hace poco se encuentra disponible en su supermercado local o restaurante favorito como sustituto de muchos de los granos que se consumen habitualmente, sin embargo, le puedo decir que la Quinua constituyó uno de los principales cultivos alimentarios de las culturas precolombinas de América Latina y sigue siendo un alimento importante para los pueblos quechua y aymara de las zonas rurales de la región andina.Es tal el interés que existe actualmente por la Quinua, que ya ha trascendido las fronteras continentales, siendo cultivada en Francia, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Holanda e Italia.

En un documento dado a conocer por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (conocida por sus siglas en inglés como FAO), se destaca que “en los Estados Unidos la Quinua se produce en Colorado y Nevada y en Canadá en las praderas de Ontario”.

Asimismo, se da a conocer que “en Kenia la semilla ha mostrado altos rendimientos y en el Himalaya y las planicies del norte de la India el cultivo podría desarrollarse con éxito”. En estos momentos -cita el escrito- “los principales países productores son Bolivia, Perú y Estados Unidos”.

Cualidades que la hacen única

A tal grado ha llegado la predilección por la Quinua, que ya forma parte del menú alimenticio de la tripulación que opera actualmente la Estación Espacial Internacional, particularmente la astronauta de la Agencia Espacial Europea, piloto de las fuerzas aéreas y protagonista de la segunda misión de larga duración de la Agencia  Espacial Italiana (ASI) Samantha Cristoforetti, ha elegido la quinua como uno de sus “alimentos extra”.

Lo anterior forma parte de un boletín informativo de la FAO, donde se señala que la decisión de la NASA por incorporar a este grano en la dieta alimenticia de los cosmonautas obedece a que “las pruebas iniciales en el invernadero indican que responde bien a los cultivos hidropónicos producidos en ambiente controlado, además de que su crecimiento ha sido rápido y la producción de semilla buena, lo que hace de la Quinua el alimento perfecto para el espacio exterior”.

¿Por qué la Quinua es perfecta para los largos viajes al espacio?, cuestiona la FAO en su boletín, a lo que responde con los siguientes argumentos:

“Hay que tener en cuenta que en el espacio no hay refrigeradores ni congeladores, por lo que los alimentos deben mantenerse a una temperatura específica teniendo en cuenta la alta presión y la ausencia de gravedad”.

Continúa diciendo, “otra cosa a tener en cuenta es que los alimentos deben poder conservarse durante al menos 18 a 24 meses sin cadena de frío, es decir, a temperatura ambiente y sin conservantes. Asimismo, “el empaquetado de los alimentos también es muy importante, ya que normalmente se prefieren cajas pequeñas, de 30×20 centímetros, a embalajes más grandes y pesados”.

En este sentido, explica la FAO, “la Quinua marca la diferencia, principalmente debido a su textura, peso y su importante concentración de vitaminas y minerales”.

Propiedades

Cabe destacar, que la Quinua está considerada como un súper alimento en más de un sentido, ya que también es una buena fuente de proteínas, la más alta de todos los granos integrales y sus semillas comestibles proporcionan todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano necesita. Igualmente la Quinua es rica en fibra, magnesio, fósforo y hierro, así como en vitamina E y potasio.

Sin lugar a dudas cualidades que la hacen única debido a su calidad de semilla, la cual puede comerse de modo similar al grano, o bien se cocina y se añade a sopas, o se transforma en harina para utilizar en pan, bebidas o papillas.

En relación con la nutrición, la Quinua se puede comparar en energía a alimentos consumidos similares como frijoles, maíz, arroz o trigo. Además, destaca por ser una buena fuente de proteínas de calidad, fibra dietética, grasas poliinsaturadas y minerales.

Aunque la Quinua es una buena fuente de muchos nutrientes, es importante consumirla como parte de una comida equilibrada junto con muchos otros tipos de alimentos a fin de obtener una buena nutrición general.

Fuente: elmañana

¿Cuánto azúcar lleva mi refresco?

 

 

 

 

Si bien en artículos anteriores  se presento volúmenes de azúcar en base a una cantidad determinada de producto (330 ml) y no sobre el contenido de cada envase igual podría ser  elevado  si partimos que ya en nuestra dieta podemos adquirir los niveles de azúcar requeridos por día…

 

 

Hace algunas semanas en otra entrada de esta publicación, se analizó el contenido en azúcar de los refrescos, a partir de una comparativa de varias bebidas, con el fin de aportar luz sobre esta cuestión que tanto preocupa hoy día.

En el post se utilizaba una imagen para mostrar con claridad el contenido en azúcar total de cada una de las bebidas analizadas. Sin embargo, este análisis inducía a error por dos razones:

  • Se incluía un producto de una marca de zumo de la variedad sin azúcares añadidos; mientras que del resto se incluyó productos de su variedad normal
  • El planteamiento de esa fotografía inducía a interpretaciones erróneas, porque se expresaban las cantidades en azúcar por 330 ml, cuando había envases de producto que contienen esta cantidad y otros que contienen 200 ml.

Teniendo en cuesta estas dos circunstancias, así es cómo quedaría el análisis comparado de estas bebidas, considerando el azúcar total por envase, según lo declarado por cada fabricante en el etiquetado nutricional, y sustituyendo el néctar sin azúcares añadidos por un néctar de la variedad normal.

Como se aprecia en la imagen, el producto que contiene menos cantidad de azúcar es el batido de chocolate (23,6 g en 200 ml, que equivale al 21% de la cantidad diaria recomendada), seguido del néctar de frutas (24,6 g), zumo de piña (25,2 g), bebida isotónica (26 g), refresco de cola (35 g) y refresco de limón (42 g)

No estaba ni está entre los objetivos de este análisis denigrar ningún alimento, puesto que no hay alimentos buenos o malos por sí solos, sino dietas correctas (equilibradas y variadas) o erróneas. Estudiar un alimento fuera del contexto de la dieta de cualquier persona tiene siempre, desde nuestro punto de vista, muchas limitaciones y puede inducir a error.

“Azúcares naturales” y azúcares añadidos

Por otro lado es importante recordar que los azúcares son nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Es su consumo excesivo, en el contexto de una dieta desequilibrada, el que puede ocasionar problemas de salud, como diabetes, obesidad, etc.

No todos los azúcares presentes en las bebidas son iguales. De hecho, cerca del 40% del azúcar que contiene un batido (8,8 g) es azúcar presente de forma natural en la leche –lactosa-. Este tipo de azúcar tiene la virtud de aumentar en menor medida los niveles de glucosa en sangre que la sacarosa o azúcar común (también denominado azúcar añadido). Además, gracias a uno de sus componentes –la galactosa-, es un azúcar necesario para el desarrollo del cerebro al formar parte de los galactocebrósidos.

El azúcar es necesario en la dieta, pero en su correcta medida

En definitiva, la cantidad de azúcar contenida en un refresco y en otros alimentos no es buena o mala en sí misma. Todo depende de los hábitos nutricionales de cada individuo. Y eso es lo más importante: seguir una dieta completa, equilibrada y variada, en la que el azúcar tenga la presencia en su correcta medida (100 mg/día, según las recomendaciones de los expertos en nutrición)

En el caso de los refrescos y de otras bebidas, además de tener en cuenta el contenido en azúcar total por envase y el porcentaje que representa dentro de la cantidad diaria recomendada, conviene recordar que:

  • No todas tienen el mismo valor nutricional. El batido, por ejemplo, es un alimento nutricionalmente más completo por su contenido en proteínas, vitamina D y calcio, además de ser una alternativa adecuada para que parte de la población (especialmente niños), a la que no le gusta la leche blanca o normal, asegure la ingesta de parte de sus necesidades diarias de proteínas, calcio y vitamina D.
  • Las marcas también ofrecen variedades sin azúcares añadidos, que permiten seguir disfrutando de este tipo de bebidas a personas que necesitan controlar de forma estricta la ingesta de azúcar.
  • Los refrescos ayudan a la hidratación

Fuente : Directoalpaladar.com

  • Publicidad